Le hablo al Puente de Piedra

EL PUENTE DE PIEDRA

Dedicado a todos aquellos que viven fuera de Zaragoza pero la llevan en el corazón.

Acaba el mes de enero que nos va a dejar con un domingo de cielo gris oscuro.  Amenaza lluvia. No es un día de invierno normal, la mañana es fresca pero muy llevadera.

Me apetece volver a pasear por los lugares que en algún momento me han dejado huella.

Mis zapatos me llevan a caminar de nuevo sobre el Puente de Piedra.  Quiero atravesarlo partiendo desde la margen izquierda  en homenaje a mis orígenes que están en el barrio del Picarral, tal y como lo he hecho en infinidad de ocasiones, desde la cruz en honor a la Iglesia de Altabás.

Al llegar a ese punto, le hablo al Puente:

Romano en tu origen, construido con piedra traída de las tierras del Papa desde el monte de Burren entre  Fréscano y Griñén. Fuiste destruido y reconstruido en el siglo IX por Abderramán II. Finalmente  reformado en el año 1659 por Felipe Busignac, has tenido dos torres que te flanqueaban siglos atrás hasta 1906 y que Juan Bautista Martínez del Mazo se encargó de pintar en algunos de sus famosos cuadros a la ciudad en los que los zaragozanos poblaban las praderas junto al río.

IMG_1867

31 de enero de 2016, vista desde el paseo de la ribera de la margen izquierda

Has resistido a las crecidas de tu río Ebro que cuando enfurece sigue intentando periódicamente recuperar el cauce natural.

A tus lados, las dos parejas de leones del escultor Francisco Rallo que desde el año 1991, protegen con su imponente figura el camino de quienes te atraviesan.

Tiempo atrás, mi paseo siempre ha guardado un momento de parada en alguno de tus balcones para contemplar al gran río y sentir la brisa que nunca falta en ese lugar. Llego a la altura del pozo de San Lázaro, misterioso, plagado de leyendas y tragedias, pero también de hazañas de nuestros admirados bomberos de Zaragoza.

Me impone detenerme frente a la Cruz de Basilio construida por Don Ricardo Magdalena en homenaje a los allí asesinados Boggiero y Sas así como al Barón de Warsage quien en ese mismo punto, cayó mortalmente herido. Hay emoción, memoria, historia y de fondo, la imponente imagen de la Basílica del Pilar. Cuántas fotos se habrán hecho desde este lugar.

IMG_1848

31 de enero de 2016, vista de la cruz de Basilio

Sobre ti, he disfrutado de horas de contemplación en silencio, he tomado decisiones importantes en mi vida, también he sido paloma que te sobrevuela, ráfaga de viento que al chocar con tu piedra suena a silbido, o zaragozano que defendió la ciudad contra Napoleón desde sus arrabales.

Eres arteria que conecta a las dos márgenes de la ciudad, la izquierda,  tradicional y jotera con la derecha,  comercial e innovadora.  Desde tu punto medio, hacia el oeste, diviso en el horizonte la nueva Zaragoza  con las torres gemelas, la del agua de la Expo del 2008, o la pasarela, llamada del voluntariado. Al este, el azud, que lamina el caudal del río Ebro.

Hoy conservas siete de los ocho ojos al río o tajamares, que abren  tu mirada a la belleza de la Zaragoza más monumental en una ribera,  o al parque de Macanaz en la otra que es lugar de recreo y de niños, de paseos y sobre todo de vistas que quedan grabadas en la retina de quienes te contemplan desde alguno de sus miradores.

Tus 225 metros se hacen eternos cuando sopla el cierzo en invierno, o en los días de verano en los que atravesarte, se convierte en hazaña. Tu camino, exigente, nos hace más resistentes a los zaragozanos.

Estoy seguro que el río Ebro gana caudal a su paso por tus ojos, por las lágrimas que de emoción o de alegría, derraman desde tus balcones quienes una vez más te cruzan a ti  que eres,  puente de piedra de Zaragoza.

Julio Antonio Vicente Navarro

Anuncios

8 pensamientos en “Le hablo al Puente de Piedra

  1. Un gusto sincero el poder leerte.Yo que te conozco sabía de tu don de palabra pero desde luego tu verdadero potencial es la escritura,ya que al leerte nos haces trasladarnos hasta el mismo epicentro de tus relatos.Desconocia todo lo que nos has contado sobre el Puente de Piedra y desde luego te animo a que sigas contándonos historias de nuestra ciudad, la gran desconocida para muchos que vivimos en ella.Un fuerte abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s