El banco de Neruda

Todas las ciudades esconden lugares que no aparecen en las guías de viaje pero que por su encanto o por lo que representan para quienes los disfrutan adquieren importancia y pasan a ser sitios  que recomendar a los demás. Hoy voy a hablarte de un lugar de Zaragoza que tal vez no conozcas y te voy a describir por qué es especial para mí. Le he llamado “El banco de Neruda”. Se localiza dentro de las 40 hectáreas de superficie del  Parque Grande José Antonio Labordeta que está junto al Estadio de fútbol de La Romareda, la Cámara de Comercio y el Hospital Miguel Servet. Su nombre actual hace honor al cantautor aragonés fallecido en 2010 al que me he referido en más de un artículo.

El parque recoge especies vegetales traídas de diversos lugares del mundo y tiene un montón de espacios únicos. Fue diseñado y construido entre 1913 y 1927 por iniciativa municipal siendo inaugurado en 1929. Su primera denominación fue “Parque Primo de Rivera”.

FullSizeRender

Fuente Plaza de La Princesa, muy conocida en el Parque Grande

Hoy hace mucho frío, estamos a mediados de marzo, pero da la sensación de que es pleno invierno. Me dispongo a recorrer el Paseo de San Sebastián a la vez que contemplo los jardines y fuentes versallescas que adornan el camino. Al frente, imponente, el monumento del Batallador, en honor a Alfonso I, construido en 1925 en conmemoración del octavo centenario de la reconquista de Zaragoza iniciada por él mismo. Al vencer el Paseo, giro hacia la avenida de los Bearneses . A unos 200 metros a mano derecha, accedo por unas escaleras a la zona de jardines  dentro de la llamada “Rosaleda”. Llego hasta mi rincón especial, una plaza pequeña en la que se encuentra el monumento en honor al poeta nicaragüense Rubén Darío (1867-1916) quien fuera considerado “el príncipe de las letras castellanas”. Fue  construido por Ángel Orensanz en piedra de Ulldecona para la base y bronce para la forma humana que lo compone y se inauguró el 22 de octubre 1967 en la conmemoración  del centenario del nacimiento del poeta. Representa a un joven desnudo que sujeta una estrella,  alegoría de su poesía, sobre una gran piedra de más de dos metros y medio de alto con hiedra alrededor.

En la base del conjunto se puede leer la siguiente inscripción con versos de la poesía de Rubén Darío “al Rey Óscar “ MIENTRAS EL MUNDO ALIENTE, MIENTRAS LA ESFERA GIRE, MIENTRAS LA ONDA CORDIAL ALIENTE UN SUEÑO, MIENTRAS HAYA UNA VIVA PASIÓN, UN NOBLE EMPEÑO, UN BUSCADO IMPOSIBLE, UNA IMPOSIBLE HAZAÑA, UNA AMÉRICA OCULTA QUE HAYA, VIVIRÁ ESPAÑA.” Sin duda resulta motivador leerlo cada vez que vengo.

IMG_1011

Vista general del monumento

Siempre que me acerco a este lugar, tomo asiento en el mismo banco. Cuando indagué sobre el motivo del monumento, decidí llamarle “El banco de Neruda”. Te explico por qué. Pablo Neruda, ha sido el poeta con quien descubrí mi amor por las letras. Además,  Neruda admiró la obra de Rubén Darío a quien denominó como “el más grande de las letras castellanas”.  Junto a  Federico García Lorca, Neruda pronunció en Buenos Aires el famoso discurso “Al Alimón” en el que uno  empezaba la frase y el otro la acababa, ensalzando y reclamando a todos los presentes el reconocimiento de la grandeza de Rubén Darío. En este banco  le he leído a Darío, los poemas de Neruda.

IMG_1017

Perspectiva general.

Venir aquí, motiva mi ilusión por alcanzar las metas que me propongo. Creo que si algo se desea con fuerza y se lucha con pasión por conseguirlo, la estrella baja al encuentro. Es entonces cuando hay que sujetarla bien, para que no se escape nunca y se quede para siempre con nosotros. Cuántas tardes habré venido a este lugar para llenarme de la energía positiva que percibo aquí sentado…

IMG_0995

Detalle de la estrella ( alegoría de la poesía de Darío)  que sujeta el niño desnudo. Fotografía tomada el 12 de marzo de 2016

En este sitio he expresado distintas emociones porque aquí he reído, he llorado, he amado…

Me hace sentir muy feliz saber que tengo un rincón especial en un lugar poco conocido, cargado de poesía, de romanticismo y de silencio. He reunido con mi imaginación a dos grandes poetas  junto al monumento dedicado a Rubén Darío.  No existe un sitio mejor en Zaragoza  para  recitar sus poemas y sobre todo saborearlos tranquilamente con la calma del entorno. Te invito a que lo compruebes.

Hoy he decidido  descubrir este pequeño secreto a todos los que estáis acompañando mi paseo por Zaragoza. Deseo que la estrella que sujeta el niño, sea  la continuación de la historia y que el destino guarde muchas cosas más que contarle al mundo sobre mi ciudad, en donde a partir de ahora, todos sabrán que hay un lugar escondido, en el que Neruda, le habla a Darío.

IMG_0979

“El banco de Neruda” Fotografía tomada el día 12 de marzo de 2016

 “He aprendido que hoy, era el destino de ayer.”

Un abrazo fuerte

Julio A. Vicente

Video con todas las imágenes :

Anuncios

10 pensamientos en “El banco de Neruda

  1. Hoy he aprendido algo, que hay que ver las cosas con los ojos del alma. He paseado por ese rincón precioso, pero nunca lo había visto de esa manera. Gracias Julio por enseñarnos Zaragoza de esa forma tan especial y maravillosa.

    Le gusta a 1 persona

  2. Cuando se habla desde el alma, se encuentran descripciones vivas, sin duda iré a Zaragoza, me sentaré en el banco de las emociones y quizás, solo quizás, pueda escribir algo tan bello.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s