Le hablo a La Virgen del Pilar de Zaragoza

Hoy he tenido el inmenso honor de estar dentro del Camarín donde se encuentra la imagen de Nuestra Madre La Virgen del Pilar de Zaragoza. He estado junto a Ella, para inmortalizar el día del estreno del manto ofrecido por la Parroquia San Ignacio Clemente Delgado, de Valdespartera. Lo he hecho gracias a la confianza depositada por mi amigo y hermano en la fe, Antonio Moreno, a quien le estaré eternamente agradecido por haber podido vivir esta experiencia.

Ha sido un día muy feliz y quiero contártelo en esta entrada, tal vez, la más especial de cuantas he escrito hasta el momento. De esta manera, además, me despido hasta después del verano. Deseo coger fuerzas para continuar el paseo de Zaragoza, que es mi origen y mi destino.

Eran las dos menos cuarto de la tarde, cuando una vez finalizada la misa de la una, he accedido a Su Camarín. Al llegar ante Su imagen, me he santiguado y La he contemplado durante unos segundos hasta que he reclinado mi cabeza sin poder dejar de mirarla. He permanecido junto a Ella tan solo cuatro minutos sentado en uno de los bancos que hay al pie de las escalerillas que suben hasta Su imagen. No ha sido mucho tiempo, pero si suficiente, para hacer las fotografías, y para rezar a Su lado. Hace más de 40 años que no estaba tan cerca. Yo era un niño cuando mis padres me acercaron ante Su manto en brazos de uno de los infanticos del Pilar. Por supuesto que no recuerdo nada de aquél día, aunque algo en mi interior, me ha llevado a ese momento. Ha sido inevitable la emoción, así como sentir la llegada de alguna lagrimilla finalmente contenida y una aceleración del ritmo cardíaco. Siempre La veo desde la zona de bancadas pero hoy, he estado a su lado y eso, como se suele decir, es algo que, “no sucede todos los días”.

Respecto a la descripción del manto, de cuyos detalles he contado con la ayuda de Antonio;

“Sobre color azul propio de Maria, destaca la columna de nuestra fe y sobre ella la silueta de la nueva Parroquia consagrada el pasado 8 de mayo y dedicada al mártir dominico Ignacio Clemente Delgado, Patrono de los Misioneros zaragozanos. La leyenda “Gracias, María,” agradece a la Virgen las aportaciones de fieles y Cabildo en la construcción del templo.”

IMG_8632

Y como despedida a tan hermosa vivencia, te transcribo lo que en voz bajita, Le he dicho hoy a La Virgen del Pilar antes de despedirme como siempre lo suelo hacer, haciéndole un cariñoso guiño;

Gracias, Virgencica del Pilar, por recibirme cada día en Tu casa, por ofrecerme Tu escucha, por darme Tu aliento y Tu refugio, por hacerme sentir Tu hijo y por iluminar el camino con Tu luz, cuando más lo he necesitado. Gracias por devolverme la esperanza, gracias por acercarme cada día a tantas y tantas personas de todo el mundo que Te veneran y que Te quieren, dales mi Señora Tu protección.

Permíteme seguir viéndote cada día, hágase Tu voluntad.

Bendita y alabada sea la hora en que María Santísima vino en carne mortal a Zaragoza.

Anuncios

7 pensamientos en “Le hablo a La Virgen del Pilar de Zaragoza

  1. Julio, sin duda ha sido todo un lujo el que hayas tenido la posibilidad de estar tan cerquita de Nuestra Virgen del Pilar. Gracias por describirnos esa experiencia, y además, con el detalle con el que lo has hecho. Para los que estamos en la distancia, leerlo nos resulta casi como vivirlo en primera persona. Y sobre todo, mil gracias por publicar cada día la foto de Ntra Madre. Significa muchísimo para los que la veneramos y que no tenemos ocasión de visitarla como quisiéramos. Con esas fotos, Ella, la Señora, viene a nuestros hogares. Por favor, sigue haciéndolo, estoy segura que muchas personas te lo agradecemos. Viva la Virgen del Pilar ! ! !

    Le gusta a 1 persona

  2. Impresionante tus pensamientos y dedicatoria.
    Julio has conseguido que todos los dias vea a la Virgen y me has transmitido y me transmites mucha Paz y tener un gran apoyo en momentos muy delicados.Muchos besos

    Le gusta a 1 persona

  3. Que honor el poder estar tan cerca de La Pilarica! Mi cariño por la Virgen Es tan grande que no hay palabras para expresarlo. Gracias Pilarica por escuchar mis oraciones.
    Gracias Julio por traernosla tan cerca, mas a los que estamos lejos de Ella.
    Besicos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s