Paseos por Zaragoza, un 30 de enero de 30 años después

Hoy hace 30 años, Zaragoza amanecía con  una mañana especialmente fría. Yo era un niño que esperaba en la parada el autobús de la línea 29  para dirigirme al colegio como cada día. Recuerdo que tenía controlada la hora a la que la silueta característica del autobús aparecía por el horizonte y que debía estar en la parada a las nueve menos cuarto si quería cogerlo.

Aquel día, el autobús de “la 29” no llegó a la hora. Al principio pensé que podía haber tenido algún problema mecánico. Los minutos pasaban, no había tráfico. Los niños que esperábamos en la parada, observamos el discurrir de varias ambulancias y de coches de la policía. Las madres, se miraban preocupadas. No existía twitter ni whatssap y las noticias, se conocían con mucho retraso.

El tiempo se detuvo en Zaragoza, porque algo terrible había sucedido. La mañana del 30 de enero de 1987, la banda terrorista ETA, asesinó en San Juan de los Panetes a dos hombres cuyo destino se vio truncado para siempre. El autobús de la línea 29 que por entonces circulaba por ese lugar, nunca llegó a recogernos para ir al Colegio al quedar cortado porque un coche bomba, hizo explosión al paso de un vehículo militar, asesinando al conductor y a otro de los ocupantes e hiriendo a más de 40 personas.

30 años después, no quiero que el tiempo ayude a olvidar en lo más mínimo lo que sucedió en Zaragoza ese día. Por eso hoy, mi paseo me ha llevado hasta el mismo lugar en el que se produjo el terrible atentado.

Hoy, la plaza es peatonal aunque se puede circular en coche.

He llegado a la misma hora a la que se produjo el atentado, aproximadamente las 8 de la mañana. El edificio que queda justo enfrente de la iglesia, sufrió graves daños, todavía visibles en determinados puntos de su estructura. He querido detenerme y mirarlo, como si en ese momento se produjese la explosión. He cerrado los ojos y he proyectado en mi mente las imágenes que publicaron los diarios locales y nacionales. A esa hora 30 años después, las luces de la  mañana han iluminado especialmente a San Juan de los Panetes.

img_9299

He observado que en las escaleras, junto a la leyenda escrita en la pared, había un ramo de flores en recuerdo de las víctimas que alguien, ha depositado en el lugar. He hecho la foto que ilustra este artículo.

Me he situado al lado de la pared en donde se recuerda lo sucedido y he rezado por las dos personas asesinadas y por sus familias. Siempre me he preguntado cómo se puede hacer algo tan mal. La leyenda que está escrita en la pared de las escalinatas de la iglesia de San Juan de los Panetes, apenas se puede  leer. Se adivina que algo está escrito, pero cuesta verlo y leerlo. No se de quien fue la idea, seguramente la tuvo con buena intención, pero da pena. Desde aquí, animo a colocar una placa como Dios manda.

aragon_eta-kkkf-620x349abc

Foto de Fabián Simón para ABC

ETA fijó sus objetivos en la capital de Aragón. Lo vivido en la mañana del 30 de enero, fue un triste comienzo de año, aunque lo peor, todavía estaba por llegar. Poco antes de acabar 1987, el 11 de diciembre, un nuevo ataque terrorista indiscriminado de la banda asesina, acabó con la vida de 11 personas, en su mayoría, niñas.

Ninguna causa por justa que esta sea, conseguirá apartar de esta plaza la memoria de las dos personas asesinadas. El elemento que el Ayuntamiento ha ubicado en el mismo lugar en homenaje a las víctimas de otro tipo de violencia, no debería restar el protagonismo del homenaje a los asesinados por ETA. Quiero poder expresar mi repulsa hacia la violencia de género en cualquier otro sitio de la ciudad ante un monumento digno, pero por favor, aquí no.

Probablemente, los asesinos quedarán en libertad en poco tiempo. Hoy me he encargado de que mis dos hijos sepan qué ocurrió hace 30 años en su ciudad. Esa es la condena que les quedará para siempre a los asesinos, su propia denominación como tales y que la memoria de quienes asesinaron, no se pierda jamás.

Porque siempre he estado y estaré al lado de las víctimas del terrorismo de ETA, con todo mi respeto a su memoria y a sus familias.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Paseos por Zaragoza, un 30 de enero de 30 años después

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s